Translate

27 de mayo de 2015

Reseñando CHILLING ROMANCE ♥


Por fin me toca hablaros de películas que adoro. (...) Vamos con la cuarta y última (orden cronológico):

(Película Coreana, 2011):
10/10

La última película que he visto. Otra imprescindible. Otra maravillosa. Otra súper especial. Otra que me ha robado el corazón. Pero no por ello, menos brillante. Me siento súper orgullosa de poder decir que Chilling romance es una de las mejores películas que he visto nunca y que ha ido de cabeza a mi listado de favoritas.

La he disfrutado tanto. He soñado tanto con ella. Me ha robado el corazón, el alma, tantísimo. Me he enamorado locamente de Chilling romance. Ha sido fascinantemente hermosa. Increíble. De verdad.

Yo esperaba enamorarme de esta película porque ya estaba enamorada de su sinopsis y de su increíble portada. Pero no creía que pudiera querer tanto a esta gran maravilla. Tampoco comprendo como Chilling romance no tiene mucho más fama, si es una rareza en sí misma. Una preciosidad de principio a fin. Una joyita imprescindible. De verdad, es muy, muy imprescindible.
Yo he conectado totalmente con esta película. La he respirado, la he bebido, la he amado. No he podido apartar la vista de ella (ni he querido) ni un solo segundo. Ha sido puro amor. Un flechazo por mi parte incluso antes de empezar a ver la película. Joyas como esta deberían, si, hacerse más a menudo. ¡Qué preciosidad! ¡Que película mas bien llevada! ¡Con cuanto amor y cuanto trabajo y cuanto mimo ha sido creada! Es increíble.

La he disfrutado como una niña pequeña, he reído muchísimo viéndola, en serio, ha traído muchas risas a mi vida. Me ha conmovido como no está escrito. Ha sabido llegarme al corazón y desbordarme, hacerme suya. Me ha provocado tantas mariposas, volando por aquí y por allá. Me ha enamorado un montón. Me ha hecho soñar, amar, me ha hecho llorar de pena o de puro amor, ha sabido, en definitiva, meterse en mi piel. Y también me ha sorprendido con sus giros, sus escenas, sus sustos, sus momentos de miedo, ¡no por nada esta es una comedia romántica con fantasmas y una oscura maldición que no deja ni a sol ni a sombra a nuestra protagonista! Esta película es maravillosa, sorprendente, única, ¡ya estáis comprándola! Y es mía. Solo la comparto porque se merece recibir mucho, mucho amor. El mío ya es todo suyo.

Bueno, y adentrándonos en los personajes, en la historia en sí, no os quiero revelar mucho pero si un poquito. Nuestros protagonistas son Yeo Ri (interpretada por Son Ye Jin, la actriz de Personal taste), y Jo Goo (interpretado por Lee Min Ki) y me han enamorado totalmente .


Yeo Ri es una joven que puede ver fantasmas debido a un accidente que casi le cuesta la vida en su juventud. Debido a eso, lleva una vida aislada y solitaria. En la actualidad trabaja en un espectáculo para un famoso ilusionista.

Jo Goo es el ilusionista en cuestión. Se ha hecho rico gracias a su don para la mía y tiene todo lo que un hombre guapo y con dinero tendría, incluso el clásico rollito florero.

Pues bien, la rollito florero se va a Francia y nuestros protagonistas comienzan a conocerse. Esta es una historia de dos ¿vale? No os preocupéis. Desde la noche en que Yeo Ri accede a cenar con todo el elenco, para él solo existe Yeo Ri. Y Yeo Ri... cuando empiezan a caer las mascaras, cuando descubre al hombre dulce y emotivo y sexy que se esconde tras su fachada de altivo hombre rico, entonces, empieza a enamorarse. Ambos encajan tan bien, están tan moldeados el uno para el otro que es inevitable no solo querer verlos juntos sino saber que los dos han nacido para estar juntos, para amarse. En serio, esta pareja, deja la expresión desprender química en un simple juego de niños. Los dos son el uno para el otro. Almas gemelas.
Dios mío, ¡lo que disfruté con esta pareja, con su química, con su pasión! Y todo surgió tan espontáneamente, fue tan natural, que lo ilógico era que no estuvieran juntos. Los amé un montón. Me volvió loca verlos juntos. Loca. Perdidamente enamorada.

Vivo de amor por ellos. En serio. Son tan preciosos juntos. Tan únicos. Tan maravillosos. Verlos juntos revoluciona mi corazón.

Su historia de amor es preciosa. Espontanea, natural, como he dicho. Con su toque romántico. Con su toque divertido. Con su lenta sensualidad. Esta historia va creciendo poco a poco, imparable, hasta hacerse enorme y grandiosa. Si. Hasta convertirse en verdadero amor. Me encantó verlos enamorarse. Suspirar. Añorarse. Besarse. Conversar. Compartir momentos cotidianos. Vivirse.


Los personajes, mis queridos protagonistas. Yeo Ri y Jo Goo. Los he adorado de principio a fin. Se me han metido bajo la piel. Estoy enamorada de Yeo Ri. Y estoy enamorada aún más (cosa de las hormonas) de Jo Goo. Ambos me han sorprendido, me han conmovido, me han alucinado. Me dejan sin aliento. He llorado por ambos. He reído con ambos. Y ahora los quiero un montón, montón, montón a los dos. Yeo Ri es una joven dulce y maravillosa, la chica mas adorable del mundo, nadie podría igualarla, en corazón es lo más bonito del mundo. Es una preciosidad se la mire por donde se la mire. Y me partió el corazón sentir su pena, su dolor, a causa de la vida que se había visto a llevar. Cuando empezó a ver a Jo Goo fue como si ella se abriera como una flor. Y Jo Goo, sin ninguna duda, es un sol, parece que solo le importan cosas como el dinero o las apariencias pero es todo lo contrario, lo que pasa que no está nada acostumbrado a la ternura, y jamás supo a que sabia el amor hasta que no descubrió a la verdadera Yeo Ri. Jo Goo es divertido, cariñoso, atento, leal, protector, es un encanto, un amor, y lo es sin pretenderlo, da gusto verle sin defensas, y es tan guapo y tan sexy.

Como digo, Yeo Ri y Jo Goo desbordaban química y eso se nota muchísimo en los besos que comparten.

Los actores que les interpretan, Son Ye Jin y Lee Min Ki. Ni a ella ni a él los conocía pero ya se encuentran entre mis favoritos. La palabra talento se les queda pequeña. Son unos actores im-pre-sio-nan-tes. De esos que cogen un personaje, lo hacen suyo, y lo vuelven real. Se salen de la pantalla. Me han dejado loca. Alucinada. Impresionada. Ay, ¡que ya les quiero! ¿Y os imagináis lo que sería ver un dorama con ambos de pareja? Una gozada, eso seria. Una maravilla para todos los sentidos. Quiero ver más trabajos de ambos. Imposible no enamorarse de los dos. Entre mis favoritos los sumo.

Los personajes secundarios, todos fueron buenos, especialmente las amigas telefónicas de Yeo Ri (con las que me eché un buen puñado de risas), el amigo cínico de Jo Goo y la chica mala fantasma. Todos ellos aportan algo imprescindible a la historia, como personajes y como actores.


No os perdáis Chilling romance. Es una de esas historias imprescindibles que te regalan amor, felicidad y mil sorpresas. ¡Recomendadísima y muy divertida y con un toque oscuro escalofriante! Genialosa.

No sé si lo he comentado alguna vez, pero con las películas asiáticas siempre hay que ver los créditos, porque en ellos SIEMPRE regalan escenas que terminan y completan la historia, que le ponen el broche final. Y pasa en prácticamente todas las asiáticas. Esta incluida. Esta incluye en los créditos unas escenas para reírse y no parar.

Abrazos,
Mire - Mayu.

2 comentarios:

  1. Muy buena película, la amé <3
    Me encanta como escribes, sentimos los mismas emociones :3
    Sigue así guapa :D

    ResponderEliminar
  2. Qué liiiindo! Se nota todo lo que amas esta película. Me encantó leerte. Antes de esta película me parecía imposible mezclar romance y comedia con fantasmas, pero aquí está todo tan bien armonizado que la hacen una película deliciosa y tan bonita.
    Me sumo a que los protagonistas hagan algo más juntos, porque su química fue muy buena.
    (Por cierto, no la encontré en las pestañas de arriba)

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D