Translate

24 de enero de 2016

Reseñando SUNGKYUNKWAN SCANDAL ☆


SUNGKYUNKWAN SCANDAL 

(DRAMA COREANO, 2010) (20 CAPITULOS)



Tenía muchísimas ganas de ver esta serie desde hacía un montón. Antes la quería ver porque me apasiona la temática chica-finge-ser-un-chico y chico-sin-saber-el-secreto-se-enamora-de-ella, luego porque me enamoré de Song Joong Ki, después porque descubrí a Yoochun y me quedé obsesionada con sus labios, su voz, y ahora porque adoro a Park Min Young y es una de mis niñas mimadas. Sungkyunkwan scandal ha sido la serie con la que he iniciado el año, después de despedirlo con mi Yoon quería iniciarlo con mi Park.


Os dejo la sinopsis de Wiki Drama para que no os perdáis cuando divague sobre este drama:

Es un drama histórico que se desarrolla en la Universidad Sungkyunkwan durante la época de Joseon y gira en torno a las hazañas y las historias de amor de cuatro jóvenes, en su esfuerzo por cambiar el mundo regido por los ricos y poderosos, en donde los más pobres son sometidos y abusados cruelmente y las mujeres restringidas de todo avance y meta que no sea la de esposa sumisa y madre.

Cuando su hermano menor se enferma, Kim Yoon Hee (Park Min Young) ingresa a la escuela Sungkyunkwan, un sitio dedicado a la enseñanza de los futuros líderes y ministros del país y a la cual solo se admiten hombres.

Yoon Hee toma el lugar de su hermano y disfrazada de hombre, suplanta su identidad en su desesperación por encontrar una manera de apoyarlo tras su enfermedad y la obvia pobreza de su familia. Es ahí donde conoce a Lee Sun Joon (Park Yoo Chun), un joven extremadamente rico e inteligente, al divertido y seductor Goo Yong Ha (Song Joong Ki) y al rebelde y distante Moon Jae Shin (Yoo Ah In), surgiendo entre los cuatro una gran amistad y camaradería. Aun así, los sentimientos entre Kim Yoon Hee y Lee Sun Joon surgirán de forma inevitable con el paso del tiempo y la convivencia diaria, ocasionando el caos total en el interior de Sun Joon al aceptar estar enamorado de quien según él es su primer y mejor amigo… o sea, un hombre.

Secretos, claves y un misterio sin resolver del pasado, serán las mejores armas para que Kim Yoon Hee y sus amigos puedan traer a Joseon la luz de un nuevo y brillante mundo.

6,5/10

Me gustó mucho este drama. No tanto como esperaba, pero si bastante. Me enganchó un montón. Recuerdo que el primer día vi unos ocho capítulos seguidos y estaba yo totalmente enamorada, en aquellos momentos y durante todos aquellos capítulos mi nota era de 9/10, así que andaba suspirando y sintiendo mariposas todo el tiempo. Me parecía una historia tan hermosa y perfecta. Y al día siguiente seguí con Sungkyunkwan scandal y vino el bajón. Siguió gustándome pero no fue lo mismo, y todo porque cambiaron el registro de la historia. Hasta entonces eran aventuras, comedia, bromance, amistad y su inocente toque de romance pero llegó el melodrama, el sufrimiento romántico, los malentendidos y los matrimonios obligados de conveniencia y la actitud cruel por parte de los personajes. Luego se les pasó y volvieron a su esencia pero durante unos capítulos todo fue tan doloroso que yo no sabía cómo ajustar mis emociones. 

Me sentía tan desesperadamente triste, estaba tan enfadada, y echaba en falta tantísimo eso que me había hecho enamorarme de Sungkyunkwan y sus personajes, en serio, no entendía el porqué de esos capítulos innecesariamente melodramáticos. Es que no le pegaba nada tirar por lo cruel, y por lo doloroso. Por momentos creía que no podría con el dolor, y llegó tal momento en que yo estaba súper enfadada que habría abofeteado al oppa y a unnie y me habría ido a darle mucho amor al toallero. Bueno, sin enfado también me iría a darle amor porque yo amo al forajido pero en esos momentos más. Si es por mí, ahí un toallero se habría quedado con la chica. Luego, cuando las cosas volvieron a su cauce, volví a sentirme dividida porque amaba a ambos, aunque en mi corazón el forajido tuviera más puntos.


Este drama me ha traído muchas emociones, apenas podía dormir los días en que la estaba viendo, y cuando la veía me tenía completamente absorbida. Para mí, Sungkyunkwan scandal fue una montaña rusa de emociones. Me dolió que abandonara mi lista de series favoritas pero no lo pude evitar, me agobió tanta crisis personal y tanto malentendido entre el erudito Lee Sun Joon y la valiente (Yoon Hee) Yoon Shik, tanto drama que no venía a cuento ahí plantado imprevistamente. Además, hubo ocasiones en que en ese punto, los protagonistas (sobre todo él) se pasaban con sus discusiones, y sus no-reconciliaciones. Que no quita que la historia es bonita y que al sufrir tanto con ellos y por culpa de ellos, pude descubrir que de verdad los sentía parte de mi. Y bueno, la serie no es sólo esta etapa que logró reducir mucho mi nota, también tiene capítulos dignos de ser aplaudidos. No dudo de que en el futuro querré reencontrarme con ella y me intriga saber cómo reaccionará mi corazón por entonces. Pero a corto plazo sé que no la voy a ver.

Otra cosa que me hizo no ponerle una súper nota fue por ese final, soso y no al estilo del resto de la serie, me dejó perpleja que después de tanta investigación y tanto peligro y tanta lucha, la cosa acabara así. Además, las reivindicaciones sobre las mujeres no se hicieron, no hubo ningún hombre que se replanteara el papel de la mujer en aquellos momentos, y a los cercanos a la protagonista no se les invitó a dar su opinión, fue una pena pero habría sido genial que todos con la revelación de identidad se vieran invitados a reflexionar, ya se sabe, para que los hombres empezaran a tener en cuenta a las mujeres como algo más que un objeto bonito y tonto.

También que no fuera una historia más romántica me decepcionó. En sí, era una preciosa historia de amor pero se le podría haber dado más momentos lindos, más momentos de esos dulces e inolvidables. Yo quería más cuotas de romance. Y eso si fue culpa de los personajes, porque ninguno de los dos se sinceraba con el otro, les faltaba valor y tenían mucho miedo. Con este drama entendí cuán mal visto estaba el romance entre dos hombres y hasta qué punto podía torcer tu vida una sociedad y unos padres retrógrados. También debo añadir que de esta temática estoy viendo en emisión Bromance, y eso también me ha influido, porque el chico cuida muchísimo de su mejor amigo y jamás podría hacerle daño, no como aquí, que tiene unos capítulos donde piensa que no la hace daño mientras se hace daño a si mismo y es todo lo contrario, ¡este oppa tenía complejo de toallero!

Y ahora que ya os he explicado lo que me falló en esta historia, tengo que admitir que me gustó mucho (aunque le cogiera manía en algunos capítulos del repentino melodrama), al principio iba a convertirse en una de mis series favoritas y aunque al final no lo logró sí me gustó mucho y me obsesionó. Hice un maratón de lo más goloso con ella, me tenía totalmente cautivada, riendo, llorando, emocionándome como loca, fangirleando a veces, queriendo sacar mi rabia en otras, e hiriéndome. 

No puedo captar en un papel todo lo que sentí con Sungkyunkwan scandal ni todo lo que significó para mí y eso lo sigo reivindicando porque este drama histórico ha sido especial para mí y me ha enseñado muchas cosas. También tengo que decir que yo estaba decididamente muy triste cuando vi este k-drama, por lo que fue todo un logro que en su primera mitad me enamorara y me hiciera feliz, que me levantara los ánimos cuando necesitaba un drama-amigo. Quizás también por mi estado, me sentí tan triste con los cuatro o cinco capítulos dolorosos (de veinte) así que no soy objetiva con la nota y queda en el aire su puntuación para cuando la vuelva a ver. Si miráis en mi pinterest la encontraréis en el tablero 6,5/10 pero es como Un litro de lágrimas, que en mi cabeza no puedo darle una nota real.

Como digo, viví esta historia, creo que no hay una mejor forma de definirlo. En ocasiones echaba en falta que se le pusiera más romance, que hubiera más escenas donde se dibujara la atracción entre mis protagonistas y sobre todo, que hubieran más momentos de acercamientos un poquito íntimos pero creo que se frenaron por la época y porque habrían necesitado más capítulos. No puedo evitar comparar Healer con esta serie, para que entendáis a lo que me refiero, esa serie tenía mucha acción pero contenía unos momentos románticos que te dejaban sin aliento. Pues eso tendrían que haberle puesto también a Sungkyunkwan scandal, porque Healer demostró que se puede. Y ¿a quién no le gustan los romances prohibidos? Porque en esa época un romance entre Yoon Shik y Lee Sun Joon estaría totalmente prohibido, más con la identidad secreta de la chica para el chico, pero… ¿a que habría sido genialoso ver cómo se robaban besos por las esquinas? 

Si os gustan las historias de aventuras y comedia con su toque romántico y un bromance que incluye a cuatro lindísimos personajes, entonces os va a gustar esta serie. Y ni siquiera hace falta que os gusten los dramas históricos porque éste gustará a todos, es muy ameno y se pasan volando los capítulos. Yo cuando quería darme cuenta ya se había acabado un capítulo y así otro y otro. Es de esas series bonitas y muy entretenidas que pasan como un suspiro y te dejan un montón de enseñanzas, recuerdos, sentimientos, y personajes a los que no olvidar. La verdad es que es una muy buena apuesta y yo me alegro de haber aprovechado el inicio del año nuevo para regalarme aventuras, cultura, bromance y un poquito de romanceContar que después de esta serie quise ver un romance con un forajido, por eso de que Moon Jae Shin se quedó sin la chica y yo amé totalmente al toallero y sufrí al verlo solito y sin su merecida erudita, y le di al play a un drama a lo Robin Hood que no tardé ni quince minutos en abandonar. Volviendo a Sungkyunkwan scandal, te enseña que cuando uno lucha por lo que le pide el corazón al final todo te favorecerá, y que es mejor vivir siendo fiel a uno mismo que torturándose por lo que pudo ser. También te muestra lo duro que era en la época el estudio pero cuán importante y reverenciado era y me encantó que en el fondo está haciendo una reivindicación de la mujer, porque nuestra protagonista es súper lista y valiente y hay por ahí otra señorita que también lo es, y dejan en claro que las mujeres son mucho más que las esposas o las hijas de alguien. Hay que tener en cuenta que esa opinión sólo la tienen unos pocos pero con pasos pequeños se llega más lejos que sin paso alguno.

Los personajes, Yoon Shik (en realidad Yoon Hee), Lee Sun Joon, Goo Yong Ha, y Moon Jae Shin, son todos geniales.


Me enamoré de ellos y me hicieron fangirlear, tenían sus virtudes y sus defectos y me hicieron quererlos por encima de ellos. Les adoré. Les quiero mucho. Y me encantó el bromance que formaban. Bueno, siempre sentí que Lee Sun Joon estaba un poco fuera pero era por su carácter duro y solitario. Los otros tres estaban muy unidos y eran preciosos juntos. Me habría gustado que los cuatro hubieran tenido una unión más fuerte pero la verdad es que tenían su pequeña hermandad y cuando hace falta lo demuestran arriesgándolo todo, lo que es súper conmovedor y dice mucho más que una ristra de palabras. El bromance que surge entre Yoon Shik y Moon Jae Shin fue muy hermoso y era normal que Lee Sun Joon estuviera celoso de ello todo el tiempo. Y el bromance entre Moon Jae Shin y Goo Yong Ha era divertidísimo y emotivo. Y los tres + uno juntos eran muy bonitos y entrañables, se notaba que eran un refugio unos para otros.

Yoon Shik, esta niña bonita fue divertida, caballerosa, picarona a veces, encantadora, súper leal, muy valiente y luchadora, toda una heroína y erudita. Me encantaba como era y como siempre apostaba y se arriesgaba por aquello que consideraba justo. Fue un personaje precioso y lleno de matices. A veces me habría gustado que se hubiera defendido un poquito más, qué hubiera sabido leer los sentimientos de los chicos que la acompañaban (se habría enterado de que el forajido la amaba y podría haber parado a Lee Sun Joon de hacerse daño y hacerla daño) y que se hubiera sincerado con su pequeña hermandad sobre su secreto y sus luchas pero ella es así, está acostumbrada a pelear sola y es algo que no va a cambiar. Pero es un personaje que me gustó, me hizo reír mucho y me trajo mucha ternura, y también la admiré mucho.


Lee Sun Joon era un personaje complejo, porque era recto hasta el punto de la inflexibilidad, era duro y justo y pasa por una etapa donde fue cruel consigo mismo y con Yoon Shik y donde yo le odié, pero le quiero, porque es un buen chico y tiene una capacidad enorme para querer a otros, sólo que es un lobo solitario que nunca ha sabido cómo relacionarse con otros. Lo de hacer amigos es algo que no entra en su diccionario, a él le han educado para ser un erudito sabio y entregado, inflexible y solitario. Destacar su inocencia y la dulzura que hay escondida en su corazón, el chico nunca se ha enamorado y es casto y puro y al final será todito para Yoon Shik (Yoon Hee). Lee Sun Joon a veces pecaba de duro y arrogante pero de alguna forma se hace querer y me provocaba un montón de sentimientos.



Estos dos eran una pareja bonita y me encantaban juntos. No tenían la amistad perfecta o una sincronización fenomenal, no eran capaces de leer la mente del otro, pero la verdad es que eran bonitos juntos y me gustaba como se desafiaban el uno al otro, a ser más libres y sabios, a ser más ellos mismos y a guiarse más por los dictados de sus corazones. Eran una pareja que me hacía suspirar y reír a montones, además, oppa se sentía morir sin Yoon Shik. Me gustaron mucho, muchísimo.
Pero admito que más me gustaron los otros dos personajes, el forajido y el mujeriego, Moon Jae Shin y Goo Yong Ha, ellos fueron mis súper favoritos. Los adoré siempre, me enamoraron un montón y no es porque los quisiera ver enredados, que conste. A mí me gustaban ambos como personajes en sí, con su amistad y con su amistad con los otros personajes, y Moon Jae Shin me gustaba un montón como pareja sentimental para Yoon Shik, una parte de mi fantaseaba con verlos juntos, y lo siento por Lee Sun Joon, pero aunque me gustó, el toallero le ganó. Moon Jae Shin se robó totalmente mi corazón. Y lloré un montón al ver que no podía tener el corazón de la mujer a la que amaba y a la que cuidaba con cada latido de su corazón. No hay amor más grande en esta serie que la de este caballero forajido.
  

Moon Jae Shin era un guerrero y erudito en la sombra, no se relacionaba ni con su amigo de la infancia (Goo Yong Ha) en el momento en que lo conoció Yoon Shik, porque tenía el corazón en un infierno. La llegada de esta persona a su vida le libera del dolor y le hace conocer lo que es el verdadero amor. Adoro como es este chico, tan puro y casto (si, otro), y con un tic de lo más gracioso pero peligroso para las identidades ocultas. Este chico es una maravilla, un tesoro que pocos tienen el placer de descubrir, le adoro, le amo un montón, me dejó suspirando de puro amor. Me dio pena que nunca se declarara a Yoon Shik, porque la ama y la cuida con absoluta reverencia y total dedicación.

Goo Yong Ha no se quedó muy atrás, le adoré de la cabeza a los pies. Ambos fueron dos personajes preciosos y encantadores.


Goo Yong Ha parece el típico mujeriego pero tiene un montón de capas y matices, es un personaje lleno de sorpresa y encanto y me cautivó desde el principio. Además, es súper ligero y gracioso y muy, muy seductor, le mordería enterito de lo mucho que me gustó este goloso erudito. Era un personaje que parecía que no se moja por uno o por otros pero poco a poco se va viendo a favor de quien está y lo más importante, paso a paso se va arriesgando con aquellos que quiere.

Le adoro a este niño deliciosamente pecaminoso. Dicen que este personaje se robó el drama y en parte tienen toda la razón. Hay mucho de él por descubrir y le vais a amar.

Otros personajes, tenemos un montón, el rey, los ministros, los profesores y el director de la escuela, los campesinos, los alumnos de la universidad Sungkyunkwan, la familia de Yoon Shik, el criado de Lee Sun Joon, las gaeshin y su Madame, la toallera, el librero, hubo un montón de personajes y todos aportaban lo justo y necesario. Bueno, la toallera acaba resultando un poco pesada y egoísta porque se interpone mucho creando malentendido entre los protagonistas  (no aposta porque andaba en la Luna y era buena), y el hermano de ésta y sus secuaces eran imbéciles y siempre estaban molestando a todo el mundo. La madame y sus chicas me encantaron, son la versión geisha coreana. La madame, Cho Sun, era increíble y maravillosa y francamente fue junto a la protagonista mi personaje femenino favorito, era una mujer súper dulce y con una vida muy dura, tenía una delicadeza enorme y fue muy linda enamorándose de Yoon Shik (si, sin saberlo estaba enamorada de una chica) y tratando de cautivarle, también era un personaje de esos que traen sorpresas.

El OST de la serie es precioso y me tuvo cautivada todo el tiempo. La voz de Junsu, entre otros, le da un toque romántico y súper emotivo a esta serie. Escuchad el OST, ya veréis que bonito.


Los actores, los cuatro principales son Park Min Young, Park Yoochun, Song Joong Ki, Yoo Ah In. ¡Que gran elenco! Fue todo un placer verlos juntos y descubrir lo bien que se compenetraban. Me encantaron los cuatro, mis grandes amores. Además, son de mis actores favoritos, esos en los que una invierte un montón de horas para pensarles y rememorarles.

Park Min Young es una de mis actrices favoritas, está en mi top diez de actrices coreanas, la conocí en Healer y me enamoró. Admito que yo sabía que con mi adorable Yoochun no me iba a gustar tanto como con Ji Chang Wook porque claro, ese amor que crearon en pantalla juntos es de esos inmortales para mí. Pero me gustó ver a Park Min Young en otro registro diferente. A Park Yoochun le adoro desde que le conocí en Rooftop prince y desde entonces me tiene enamorada este hombre, lo que me duele que ahora esté en el servicio militar, ¡Yoochun te echo de menos! La verdad es que este papel me recordó al del príncipe que era en Rooftop, por la época y el carácter parecido debido a una vida con lujos pero sin libertad. Este papel fue su primer protagónico y lo hizo genial, cierto es. Cada vez me gusta más. Además, con esa voz y esa forma de mirar me pone el corazón en una nube. Admitir que hacían una pareja muy bonita y tenían montones de química, ¿vale? Eran super lindos juntos, una parejita de esas enternecedoras y que me hacía llorar a montones.


Song Joong Ki, mi precioso oppa, sin hacer de menos a Yoochun -que le quiero un montón-, Song tiene algo muy especial para mí. Le descubrí en A werewolf boy y me marcó, es de esos personajes que te cambian la vida. En Sungkyunkwan scandal cambia de registro totalmente, y me encanta como es capaz de crear personajes tan diferentes y especiales, tiene un don digno de ser reverenciado. Le quiero muchísimo a mi Song Joong Ki, y en mayo se acabó su servicio militar por lo que pude verle un poquito y pronto estrenarán su nuevo drama (donde es protagonista), lo malo es que se lesionó y anda con la rehabilitación (ironía, no se lesiona en el Ejército y se lesiona tomando el rol militar en una serie), pobrecito mío.

 

Y a Yoo Ah In le tenía yo desvalorado porque le conocí en la película Antique bakery pero no me gustó y ahora le he redescubierto y me ha enamorado totalmente. He amado a su personaje más que a cualquier otro de Sungkyunkwan scandal y ahora entiendo cuán grande y especial es Yoo Ah In. Quiero ver más series de él, sobre todo… quiero romances para este precioso niño que me dejó llorando y con el corazón robado. Mi Yoo Ah In se ha convertido en mío, mi forajido. Fue al personaje que más amé de toda la serie. Yoo Ah In es una gran estrella, y yo no había sabido verlo. Ahora gracias a su papel como forajido he entendido cuán importante es para mí, y sé que le voy a querer siempre. Ha creado un personaje que me hizo temblar las rodillas y desear abrazarle y consolarle. Quiero darle amor.  


Los otros actores, a destacar los que ya conocía: Seo Hyo Rim como Hyo Eun (toallera), a la que conocía como malvado putón en Scent of a woman; Kim Gab Soo, interpretando al padre de Lee Sun Joon y uno de los hombres más poderosos del país, al que he visto como malo en Blood y Divorce lawyer in love; Kim Mi Kyung interpretando a la madre de Yoon Hee/Shik, a la que adoré en Healer como la hacker; Lee Min Ho interpretando a un ladrón campesino pero con buen corazón -el Lee Min Ho de Rooftop prince- como cameo, y Kim Kwang Gyu interpretando al librero, y al que he visto en Scent of a woman como profesor de tango, y  en Pinocchio como periodista. Y como súper actriz a la que he descubierto, interpretando a la Madame, la actriz Kim Min Seo.


Un beso,

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D