Translate

5 de abril de 2014

Aishite Kudasai Sensei de Haruko Kurumatani


¡Buenos días a todos queridos lectores! ¿Qué tal estáis?
Yo os traigo hoy otra de mis reseñas pendientes.


AISHITE KUDASAI SENSEI DE HARUKO KURUMATANI:
 


Aishite Kudasai Sensei es la primera obra que leo de Haruko Kurumatani, y os aseguro que será la última. No me ha gustado nada la experiencia.

Había leído alguna mala crítica de esta obra, pero también había leído otras positivas, y como por lo general me encantan los romances sensei-alumno pues quería darle una oportunidad, además, en este caso, la sensei era una mujer, y el alumno un joven de último año. Y ambos se conocían de niños y su "amor" se había forjado entonces. Y ahora se reencontraban y... se supone que se volvía a encender la chispa entre ambos.

Pues bien, así escrito, suena muy bonito, ¿verdad? Pues no os dejéis engañar, porque esta obra de bonita no tiene nada y de historia de amor menos. Es una historia sobre dos personas que se obsesionan mutuamente la una con la otra. Y os aseguro que esta relación no es sana. Yo odié esta obra de principio a fin, y a sus protagonistas, y sobre todo, a todo lo que llegaban a hacer en este manga. Lo que encontraréis entre las páginas de Aishite kudasai sensei, no es amor, es acoso, tragedia, dolor, horror, obsesión. Hay cosas que una persona en nombre del amor, jamás debería hacer, y hay cosas que la otra persona, en nombre del amor, jamás debería permitir. ¿Sabéis? Esta historia trágica y tormentosa tiene mucho parecido con Hana wa knife de Hina Sakurada, y como esa obra también la odié, pues el parecido fue odioso.

Así que, no, no creo que vuelva a probar ninguna obra más de Haruko Kurumatani, sus ideas sobre el amor, no se ajustan a lo que yo pienso. Y si esta es su idea de una bonita historia de amor, no quiero ni pensar cuál es su idea de una tormentosa y oscura. Porque esta obra ya es tormentosa y oscura. En esta obra no encontraréis momentos dulces, ni grandes sonrisas, ni un amor soñador, encontraréis a dos personas unidas por una obsesión, cuyos actos son extremos, y cuya idea del enamoramiento nada tiene que ver con la paciencia ni con la cordura. Ni con cuidar, amar y respetar al otro.

Antes de empezar a leer esta obra, no estaba segura de lo que me iba a encontrar entre sus páginas, pero os aseguro que no esto. No podía ni imaginarme como serían Ayano e Hijiri, y la clase de relación o no relación que tendrían tras su reencuentro. De verdad que mientras lo leía quería llorar, porque Hijiri hace muchas cosas que daban miedo, y Ayano no reaccionaba como debería.
 


El protagonista masculino, Hijiri, no me ha gustado nada, ninguno de sus pasos son buenos... la forma en la que él trata de conseguir a su sensei, no es la correcta. Es más, él es demasiado violento, y no apruebo las cosas que le hace a Ayano. Y Ayano... la profesora, tampoco la entiendo, quiere a Hijiri pero no quiere cruzar la línea entre profesor y alumno, pero a la vez, se deja hacer muchas cosas que se supone que están prohibidas entre ellos, y permito otras que son absolutamente denigrantes... Yo no entiendo a Ayano. Para nada.



Y el final.... toda la obra es un tira y afloja entre ambos, una relación obsesiva y con bastantes hechos feos, y ese final es como.... incoherente. Ayano a pesar de todo, quiere a Hijiri, ¿pues entonces para que le dices que se acueste con otra chica? ¿Si Hijiri se folla a otra estará justificado que después ellos dos, profesora y alumno, se conviertan en una pareja?

Y no quiero añadir nada más, solo que es una obra oscura, y tormentosa, y no la recomiendo. A quien le guste, genial, pero a mí no me ha gustado nada.

Respecto a las ilustraciones de Haruko Kurumatani, pues son atractivas. Quizás lo mejor de esta obra, si tenemos en cuenta que el argumento tenía potencial pero que su desarrollo y sus personajes han sido odiosos.


¡Saludos!

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D