Translate

15 de abril de 2014

Teppen (tomo 1 y 2) de An Tsukimiya.

¡Buenas tardes a todos queridos lectores! ¿Qué tal estáis?
Yo os traigo hoy otra de mis reseñas pendientes ;-).

TEPPEN (TOMO 1 - 2) de AN TSUKIMIYA:

 
 

Hoy tengo que hablaros de una serie de dos tomos que yo estaba deseando leer y que no tardé más que una tarde en devorar. Teppen es una obra sencilla y entretenida. Pero le ha faltado mucho para poder ser considerada una obra especial. Yo esperaba grandes cosas de esta serie, la trama prometía muchísimo, lo que parecía sencillo, An Tsukimiya podría haberlo transformado en algo complejo, bonito, sensual, conmovedor, y exótico, pero no lo ha hecho. Y es una auténtica pena.


Yo tenía muchísimas ganas de leer Teppen. Este tipo de tramas me llaman la atención. Suelen ser obras atípicas, menos románticas quizás, pero también cargadas de matices especiales. Además, el gender bender es un género menos explotado.

En este caso, nada en Teppen me ha sabido especial. Si me preguntáis os diré que sí, que si me ha gustado esta serie, pero que no tanto como podría. Y lo peor es que la base de esta historia es buena pero An Tsukimiya no ha profundizado en ella, no ha sabido sacarle provecho. Teppen podría ser mucho más de lo que es, podría ser una de esas series bonitas y entrañables que te hacen suspirar pero nada, ha sido todo demasiado soso y demasiado superficial. Además, esta historia me ha parecido lenta, no había una gran evolución entre capitulo y capitulo y no ayudaba que An Tsukimiya hiciera siempre un resumen inicial de la situación de Kobato, la protagonista, cada vez que empezaba un nuevo capítulo.
 





He echado en falta mayor profundidad en esta serie, y no solo eso, sino que creo que una parte de la trama no era más que una excusa para adentrarse en el mundo de los idols, porque si no, no entiendo como An dejó esa parte de la trama sin resolver. Se supone que el punto más importante de esta historia era la búsqueda de Kobato de su recién descubierto hermano gemelo y en cambio... Kobato no se esforzó nada por encontrarlo e incluso cuando hermano y hermana se encuentran y se reconocen al final de la serie, todo queda como en un secreto, ella no se atreve a preguntarle si es su hermano y él no le quiere contar que efectivamente, es él. Sinceramente, no entiendo esta parte de la trama. Me ha parecido incoherente. Y lo peor es que An Tsukimiya podría haber desarrollado entre los dos hermanos una relación bonita y muchas respuestas podrían haber sido dadas, en cambio, ambos hermanos solo quedan como rivales en la música, idols famosos, y todas esas preguntas en torno a porque desconocían la existencia del otro, queda sin absolutamente ninguno respuesta, eso sin hablar de que no sabemos porque el hermano vivía en Japón cuando Kobato siempre había vivido en Inglaterra.
 



Me han fallado muchas cosas en esta obra. Por ejemplo, Kobato es una adolescente inglesa que tras años de mantener a su madre enferma, acaba de perderla. Y justo antes de que su madre muera, se entera de que tiene un hermano en Japón que es un idol. No he comprendido como Kobato podía estar tan bien emocionalmente después de perder a su madre y tampoco puedo entender como no se sorprende de que tiene un hermano. Y después, cuando llega a Japón, nunca reacciona con extrañeza. Quiero decir que... Kobato es una niña que ha perdido a su familia, que no tiene dinero y que se encuentra sola en un país extranjero, y es como si la vida no le supusiera muchos esfuerzos. Entiendo que no quiera llorar pues desea no romperse pero le ha faltado sentimiento y creo que siempre reacciona como sin sorprenderse ante un país que no es el suyo. Son pequeños matices que empequeñecen esta historia. Y también... llega por pura casualidad al mundo de los idols y no le cuesta nada abrirse un hueco, ahí no he visto realismo. Kobato jamás ha cantado, jamás ha bailado, ¿y ahora es seleccionada como pareja musical de Takeru?


Los protagonistas son Kobato y Takeru. Y en segundo lugar el otro idol, el hermano biológico de Kobato.
 

Los tres me han caído bien pero no he sentido nada grande por ellos. Si, son buenos personajes, pero no son especiales. A mí me ha faltado que pusieran mucho más de sí mismos en esta historia. Es que apenas llegamos a conocerlos y es una pena porque caen bien pero no son más que una sombra de todo lo que podrían ser. Podrían ser personajes llenos de matices, de esos que se ganan tu cariño desde la primera página, pero no. Claro que me caen bien, los tres son muy buenas personas, sobre todo fuertes y luchadores, pero es que no hay más en ellos. No se nos cuenta nada de sus vidas pasadas prácticamente, y su vida ahora gira en torno a convertirse en un idol y debutar con éxito, o en el caso del gemelo, a seguir en lo más alto de la fama. Y la otra parte de la trama gira en torno a Kobato y la lucha de ella y de Takeru por esconder el secreto de la verdadera identidad de la chica.

Takeru descubrió ya el primer día que Kobato en realidad era una chica, y aunque dudó, al final decidió salvaguardar su secreto. ¿Y por qué? Pues porque ella le hizo creer que todavía puede tener fe, que quizás ella podría ser su compañera ideal, la única que no buscará ser una idol por pura ambición y por tanto, la única que no le traicionará ni le abandonará para llegar al éxito como idol. Ahí Takeru no se equivocó. Ambos encontraron un gran aliado en el otro.
 
 

La relación entre Takeru y Kobato no ha sido tal y como podría haber sido. Esta historia de amor es de esas que no brillan. Es más, no hay romanticismo en Teppen. Kobato y Takeru jamás tienen citas, y no hay química o atracción sexual entre ambos. Poco a poco se empiezan a gustar pero de ahí a convertirse en un gran amor, hay un salto demasiado grande. No dudo de que ambos acabarán por enamorarse (tengo fe) pero en el punto en el que termina esta historia, yo no siento que lo hayan hecho.
 



Así que si, el amor también me ha fallado en Teppen. Igual que los protagonistas, que por muy bien que me hayan caído no me han resultado especiales.
 
 
....
 
 
Y ese tercero, el gemelo, hay una curiosa conexión entre él y Kobato, y con Takeru... bueno, estos dos chicos ahora no se pueden ni ver pero una vez fueron importantísimos el uno para el otro. Me parece una pena que An Tsukimiya solucione con dos simples líneas la relación entre los tres personajes.
 
 
 
An Tsukimiya podría haber mimado mucho mas una obra que sonaba tan atípica como Teppen. Y que a la hora de la verdad, es solo otra historia más.
 
Obras de este estilo, ambientadas en el mundo de los idols, ya he leído mas. En ese sentido, no me ha supuesto una novedad la trama. No me ha resultado fresca e interesante. Era solo otra típica historia de dos idols en busca de fama y éxito en medio de un camino de lucha y aprendizaje. Y quizás por eso esperaba mucho mas de Teppen. Sobre todo porque esta trama contaba con elementos que, de haberlos desarrollado, podrían haber mejorado mucho Teppen. Esa complejidad le habría dado un toque conmovedor.

Respecto a las ilustraciones de An Tsukimiya... Son bonitas y carismáticas. Lo mejor de Teppen, sin ninguna duda.

 



Teppen podría haber sido una gran historia de dos hermanos que ya de adultos se conocen y descubren el porqué de muchas piezas de su pasado, también podría haber sido la historia de un chico y una chica que unidos por la música descubren a que sabe el deseo, la felicidad y el amor, pero no ha sido así.




¡Un saludo a todos y buenas tardes mis lectores!


Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D