Translate

8 de abril de 2014

Sakurairo no Tsumeato de Hina Sakurada.

¡Buenas tardes a todos queridos lectores! ¿Qué tal estáis?
 
Yo os traigo hoy otra reseña pendiente. De nuevo, vamos con Hina Sakurada. Pero no con la Hina Sakurada que me gusta. *Solo por eso ya quiero llorar*.


SAKURAIRO NO TSUMEATO DE HINA SAKURADA:
 


Antes de leer Sakurairo no tsumeato, creía que me enamoraría de este pequeño relato. Si Hina lo hacía bien, seguro que lo lograba, total, era solo un relato corto, y dos protagonistas enamorados, aunque estuvieron envueltos en una relación prohibida, no podría ser demasiado imperfecta ¿no? Seguro que me gustaría ¿no? Eso pensaba. Y después, mientras iba leyendo este relato, entendí que Hina Sakurada había vuelto a alejarse de esa Hina que tanto me gusta, quizás no tanto como con otras obras, pero aquí no estaba la obra que yo esperaba. Así que os lo digo ya: NO, NO ME HE ENAMORADO DE ESTE PEQUEÑO RELATO, no he sentido mariposas mientras lo leía, solo un sentimiento agridulce, y lleno de algo parecido a la pena.
 

Admito que me siento terriblemente decepcionada, esperaba mucho de este relato, y lo que he encontrado en él ha sido doloroso, y poco bonito, y nada, nada que ver con lo que yo esperaba. Entre las páginas de Sakurairo no Tsumeato no encontraréis una preciosa historia de amor, ¿pero es que, acaso aquí hay una historia de amor?

A mí no me ha convencido nada este relato, mira que lo tenía todo a su favor, pero ha sido triste, me ha recordado a cierto tomo tenebroso de Hina Sakurada en cierto momento de la trama, y aunque al final, después la trama ha dado otro giro, y el protagonista estaba soltero, bien... no ha sido una historia preciosa ni luminosa ni de esas que te roben sonrisas o suspiros, o que te emocionen, o te dejen con ganas de releerlas.
 


En Sakurairo no Tsumeato no he encontrado una historia de amor. El protagonista NO se enamora de su alumna, si se siente atraído sexualmente por ella, pero eso no es amor. Y su alumna, ella es una auténtica monada, pero es solo una niña, y se merece a alguien que pueda corresponderla con todo su corazón. Ella sí está perdidamente enamorada de su profesor, pero en el fondo, es solo una niña, y no la veo con su profesor, por muy guapo o sexy que sea este, o por mucho que le acelere el corazón.

 
 
El final se supone que es todo amor y felicidad, pero no me lo he creído. En un día, ¿el protagonista olvida lo que ha perdido y abre su corazón de nuevo y se enamora de esa alumna tan encantadora? No lo creo.
 
 

No sé que esperaba encontrar en este relato, pero sí que quería que esta historia de "amor" fuera dulce y de esas que te dejan una sonrisa atontada, pero nada que ver, lo único en lo que podía pensar tras terminar de leerlo, es que había sido demasiado triste, y nada de lo esperado.

Respecto a las ilustraciones de Hina Sakurada, me gustan, claro. En eso Hina no suele fallar. Por algo es una artista.


¡Un saludo!

Mire - Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D